Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Como combatir la celulitis

Colapsar

Colapsar

X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Como combatir la celulitis

    Guerra a la celulitis

    La dieta, el ejercicio y los tratamientos a base de cremas anticelulíticas constituyen la base más eficaz para acabar con la temida piel de naranja. Aquí te explicamos qué es la celulitis, cómo se puede evitar y hasta qué punto es normal padecerla.

    ¿Qué es la celulitis?

    La celulitis es una acumulación de grasa que suele desarrollarse en torno a las caderas, muslos y abdomen. Su apariencia es esponjosa y con hoyuelos. De ahí que a se la conozca como "piel de naranja".

    Existe diversidad de opiniones en cuanto a si es un proceso exclusivamente femenino (se produce por los estrógenos) o si también pueden padecerla los hombres, aunque en el caso de darse en ellos suele quedarse en las primeras fases.

    En líneas generales podemos decir que se trata de una acumulación de grasa, agua y toxinas en el tejido adiposo que el organismo es incapaz de eliminar por si mismo.

    El sistema linfático es el encargado de depurar las toxinas de los tejidos pero, si por algún motivo la circulación linfática (que depende de las contracciones musculares) no funciona, todas las toxinas se van concentrando en determinadas zonas y dan lugar la celulitis.

    2. ¿Por qué aparece?
    La genética y la vida sedentaria suelen ser las causas que provocan la alteración de la circulación linfática que conduce a la celulitis, aunque no son los únicos causas de su aparición.

    Pueden ser factores psicológicos como el estrés (la adrenalina favorece el almacenamiento de grasas), trastornos afectivos o laborales (pueden influir en la microcirculación sanguínea), trastornos circulatorios provocados por varices, malas posturas o prendas que opriman.

    Y, por supuesto, también influye el estilo de vida (desde falta de ejercicio y de sueño a darse baños muy calientes), una dieta desequilibrada, fumar, el exceso de alcohol y el consumo de algunos fármacos como los corticoides.

    En las mujeres, las hormonas femeninas que aparecen en la adolescencia: los estrógenos, pueden producir una retención de líquidos y constituyen también otro factor desencadenante de la piel de naranja que no siempre va asociada al exceso de peso.

    3. ¿Cómo se puede evitar?
    Una vez que aparece, la celulitis es una lucha para toda la vida. Es un proceso crónico que se origina lentamente y va progresando con el tiempo si no se para.

    Para combatirla es necesario combinar un plan de alimentación, ejercicio físico y tratamiento con masajes y productos específicos que ayuden a eliminar los depósitos de agua y toxinas y ser consciente de que la constancia día tras día es la única clave del éxito.

    Otras técnicas como relajación y meditación, que alivian el estrés, ayudan a reducir sus efectos, y la solución definitiva pasa por el quirófano y las manos de un experto especialista: la liposucción.

    4. ¿Es normal padecer celulitis?
    Es difícil responder a esta pregunta, los estudios epidemiológicos más drásticos dicen que el porcentaje de mujeres con celulitis ¡llega a un 98% en las poblaciones occidentales! Lo que deja a un pequeño, pero afortunado porcentaje (2%) de la población femenina, libre de esta antiestética deformación.

    Mal de muchos, consuelo de tontos, pero alivia saber que pocas mujeres se sienten a salvo de esta invasión de los cuerpos que comienza a progresar con la madurez sexual y avanza con la edad si no se trata a tiempo.
    Plan contra la celulitis

    ¿El enemigo te tiene comida la moral? Combinando dieta, ejercicio y tratamiento anticelulítico, puedes combatir eficazmente la piel de naranja.
    1. Ejercicio físico
    La celulitis es una enemiga sedentaria, y nosotros/as se lo ponemos muy fácil. La mayoría trabajamos sentadas/os o de pie durante muchas horas al día, circunstancia que aprovecha para instalarse a gusto en sus zonas preferidas.

    Si te mueves, se lo pones difícil, mejoras la circulación y el retorno venoso de tus piernas e impides la acumulación de sustancias tóxicas y grasa. Costumbres tan sencillas como subir las escaleras andando, caminar a paso rápido con zapatos cómodos o sentarse con las piernas elevadas ayudan a parar el proceso.

    Si además practicas deporte al menos una hora, tres o cuatro veces por semana tienes muchas probabilidades de éxito, evitando la acumulación de grasas, consiguiendo aumentar tu masa muscular y reafirmando los tejidos.

    Aunque, no te queremos engañar, si en tus genes está escrita la palabra celulitis con el ejercicio retrasas el proceso pero si dejas de practicarlo, tienes los días contados.

    El plan combina los tres deportes reyes contra la celulitis: correr, natación y bicicleta, junto a los ejercicios específicos anti-celulitis.

    2. La alimentación

    )
    A la celulitis, como a algunos hombres, se la conquista con la comida. La celulitis mejora notablemente con la alimentación sana y equilibrada. Las dietas ricas en grasas saturadas, o regímenes de adelgazamiento drásticos aceleran y empeoran la situación. Comer sano y variado es la mejor manera de ayudar a tu organismo a depurar toxinas y movilizar grasas.

    Los alimentos ricos en vitaminas y minerales (frutas, legumbres, verduras) actúan como antioxidantes naturales, mejoran la circulación y el retorno venoso, limpian las arterias y retrasan el envejecimiento celular.

    La opción que te proponemos es dedicar un día a la semana a una dieta depurativa y desintoxicante, para ayudar a tu cuerpo a eliminar los excesos y depurar las toxinas acumuladas durante siete días que se acumulen en las “zonas críticas”.

    Las reglas de este día son sencillas: no pasar hambre, comer sin límite de cantidad, siempre que sea un alimento vegetal de temporada (frutas, verduras, hortalizas), tomar alimentos crudos, cocidos o en zumos y beber al menos 2 litros y medio de agua.

    Convierte este día semanal en una costumbre para toda la vida, porque aparte de mejorar el aspecto de tu piel, ganarás en salud, juventud y vitalidad.

    No hace falta que te gastes los ahorros para combatir la celulitis. La lista de la compra es la mejor aliada para conseguir una piel suave y bien drenada; las vitaminas, minerales y oligoelementos de los alimentos crean la combinación perfecta más natural:
    Alimentos beneficiosos
    Acelgas Laxantes y depurativas
    Ajo Regula la circulación y limpia las arterias
    Alcachofas Depurativa del hígado, laxantes y enemigas de los kilos.
    Apio Apio, diurético, laxante y regulador hormonal.
    Cebolla Regula la circulación y es diurética.
    Espárragos Diuréticos, laxantes y protectores de tus capilares.
    Espinacas Laxantes y depurativas.
    Fresas Diuréticas, ricas en vitamina C y antiinflamatorias.
    Kiwi Laxante y rico en vitamina C, protector capilar.
    Limón Diurético y rico en vitamina C, protector de tus arterias.
    Manzanas Laxantes y digestivas.
    Piña Diurética, rica en enzimas digestivas (bromelina)
    Productos integrales (Arroz integral, pan integral y cereales integrales), ricos en fibra, laxantes y depurativos.
    Sandía Diurética e hipocalórica
    Zanahoria Laxante y rica en betacarotenos, vitaminas de la piel.


    3. Tratamientos específicos
    La última parte de nuestro plan es ayudarte de los últimos descubrimientos e investigaciones de los laboratorios cosméticos. Cada año salen al mercado nuevas sustancias que mejoran el aspecto de tu piel, reducen centímetros y atacan rutas metabólicas responsables de la acumulación de grasa en las zonas celulíticas. En este caso lo mejor que puedes hacer es consultar a tu médico, quien te aconsejará adecuadamente.


    10 reglas básicas para combatir la celulitis
    Los consejos prácticos que debes tener en cuenta para mantener a raya la celulitis. Beber agua, hacer ejercicio y seguir una dieta sana son algunas de las claves que debes tener en cuenta.
    1. Las reglas de oro


    1. Bebe agua. Recuerda que las ranas no tienen celulitis, bebe agua, al menos 2 litros al día repartidos entre comidas.

    2. Observa a tu madre, la predisposición a la celulitis se hereda, si tienes las papeletas en tus genes, sigue el plan que te proponemos.

    3. Fruta. Toma cinco piezas de fruta al día como mínimo. Por su riqueza en vitaminas, minerales, fibra y agua son tu medicamento anti-celulitis.

    4. Adiós a los malos hábitos. Adiós al tabaco, alcohol y café, malos para tu salud, tu juventud, tu piel…

    5. ¡Qué vivan las escaleras! Un ejercicio tan sencillo te convertirá en una abuelita de piernas jóvenes.

    6. Fibra. Ni un día de tu vida sin fibra, regula tu intestino y previene atascamientos.

    7. Compensa los desequilibrios hormonales. La menstruación, los embarazos, la menopausia, descolocan tus sistemas, cuenta con ellos y evitarás los desperfectos.

    8. Adiós a las grasas (bollería industrial, helados, bebidas con gas, fritos, etc.) y los alimentos salados (ahumados, salazones, salsas, etc.). Son enemigos de tu salud y de tu línea, te harás un favor eliminándolos.

    9. Huye del agua caliente, las duchas de agua fría mejoran tu circulación y aumentan tus defensas naturales.

    10. Constancia día a día, haz los ejercicios específicos durante toda tu vida, la celulitis vuelve en cuanto te descuidas.
    Preguntas frecuentes sobre la celulitis
    Llega en silencio, sin que apenas te des cuenta y acaba en un santiamén con esa tersura en la piel que tenías a los 15 años. Si no quieres que te atrape... ¡muévete rápido y gánala por goleada! Aquí tienes algunas preguntas frecuentes sobre las celulitis.
    1. ¿Qué me está pasando en la piel?
    Cuando la superficie de tu piel tiene el clásico aspecto celulítico es porque bajo ella hay una acumulación de agua y toxinas dentro de tus adipocitos o células grasas. Estas células hinchadas presionan hacia fuera tu piel, cuyo tejido conectivo es una especie malla. Como hay partes de esta estructura que son inextensibles y partes más elásticas se marcan esos hoyuelos característicos justo en las zonas inextensibles, formando antiestéticas ondulaciones. El sistema linfático, que recoge las toxinas, no tiene la capacidad suficiente para eliminar estas acumulaciones.

    2. ¿Cuál es su índice de incidencia?
    Parece que hasta un 90% de las mujeres la van a padecer en mayor o menor medida en algún momento, haciéndose más común a medida que se va envejeciendo al perder los tejidos parte de sus capacidades elásticas y dificultarse el funcionamiento de los sistemas circulatorio y linfático.

    3. ¿Qué podemos hacer?
    Entre otras cosas movernos. El ejercicio físico activa la circulación sanguínea y linfática haciendo que la acumulación de estas grasas y toxinas no sea tan sencilla.

    Además produce un efecto de aumento de masa muscular, tejido que necesita mucha energía para subsistir, lo cual repercutirá positivamente en la reducción de los depósitos grasos. A la vez los tejidos se reafirman, tonifican y endurecen de forma que siempre mejora el aspecto de la piel sustancialmente.

    También tenemos que favorecer el proceso con una alimentación adecuada y hay terapias, como los masajes, que ayudan a movilizar dichas toxinas.

    4. Mi madre tiene celulitis, ¿yo la tendré?
    Conviene ser realista ya que cuando en nuestra familia tenemos antecedentes directos de celulitis hay una gran probabilidad de que la desarrollemos.

    La genética tiene mucho que decir en este aspecto, pero en función de lo que hagamos con nuestro estilo de vida y nutrición dependerá la mayor o menor evolución de este antiestético enemigo.

    Ante todo conviene no bajar la guardia en ningún momento, adoptando hábitos saludables permanentes, porque es mejor evitar que se acomode a tener que expulsarla.

    5. ¿Es normal adelgazar y seguir con celulitis?
    En muchos casos sí. De hecho hay personas obesas sin celulitis y personas delgadas con piel de naranja. Más que una cuestión de peso es una cuestión de mal drenaje linfático y de falta de tono muscular.

    La musculatura tensa la piel y tiende a mejorar el aspecto de las zonas con celulitis, así que antes de nada haz un buen plan de ejercicio que te tonifique.

    6. Un truco que funciona
    Haz un día depurativo a la semana. No te vamos a obligar a que pases hambre, ya que podrás comer cuanto te apetezca pero sólo de alimentos vegetales de temporada crudos, cocidos o en zumos. Toma además un mínimo de 2'5 litros de agua por día. Si haces de este día una costumbre verás cómo no sólo mejora el aspecto de tu piel, también tendrás más salud y vitalidad.
    Alimentación para combatir la celulitis
    De nada te servirá un régimen radical si quieres eliminar la celulitis, porque no te beneficia perder peso a un ritmo demasiado rápido, es más, hasta puede resultar contraproducente para el aspecto de tu piel. En lugar de someterte a torturas restrictivas hipocalóricas lo mejor es tomar alimentos sanos y variados. Vas a ver que hay muchos que te vendrán bien para eliminar la celulitis por sus propiedades diuréticas, depurativas o reguladoras.
    1. Alimentos que te vienen bien

    2. Alimentos que no te convienen
    - Alimentos muy procesados. Están llenos de calorías vacías y grasas de origen dudoso.

    - Bebidas alcohólicas. Un vasito de vino o cerveza son diuréticos y contienen vitaminas y antioxidantes pero superar esa cantidad por día tiene más inconvenientes que beneficios.

    - Café, cacao y chocolate. Su contenido en excitantes no se lleva bien con la celulitis.

    - Dulces industriales. Azúcares sin vitaminas asociadas y gran cantidad de grasa.

    - Proteínas, en exceso. Las proteínas te vienen muy bien pero un exceso sobrecarga los riñones y produce acumulación de toxinas.

    - Sal. Suprímela completamente porque favorece la retención de líquidos.

Colapsar

Trabajando...
X